I.
II.
III.
IV.
V.
Él no es perfecto. Tu tampoco lo eres. Y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si él puede hacerte reír al menos una vez, te hará pensar dos veces, y si él admite ser humano y cometer errores, no lo dejes ir y dale lo mejor de ti. Él no va a recitarte poesía, él no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de el que sabe que podrías romper. No lo lastimes, no lo cambies, y no esperes de él más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar, y extrañalo cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen los chicos perfectos, pero siempre habrá un chico que es perfecto para ti.
ambientación
Él no es perfecto. Tu tampoco lo eres. Y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si él puede hacerte reír al menos una vez, te hará pensar dos veces, y si él admite ser humano y cometer errores, no lo dejes ir y dale lo mejor de ti. Él no va a recitarte poesía, él no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de el que sabe que podrías romper. No lo lastimes, no lo cambies, y no esperes de él más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar, y extrañalo cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen los chicos perfectos, pero siempre habrá un chico que es perfecto para ti.
Tramas y Clases
0000

Gryffindor

0000

Hufflepuff

0000

Ravenclaw

0000

Slytherin

J. GryffindorPr. Apellido
J. HufflepuffPr. Apellido
J. RavenclawPr. Apellido
J. SlytherinPr. Apellido
gry vs huff

dia - hora

rav vs sly

dia - hora

gry vs rav

dia - hora

huff vs sly

dia - hora

Capitán G.Apellido
Capitán H.Apellido
Capitán R.Apellido
Capitán S.Apellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Hadrián L. Köhler
Vie Dic 01, 2017 4:10 pm por Iona

» Merliah A. Köhler
Dom Sep 24, 2017 11:53 am por Snöwie

Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Merliah A. Köhler

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Snöwie el Dom Sep 24, 2017 11:53 am
Merliah Athena Köhler


■ Emily Rudd
■ 18 años
■ Prydian
■ Disney
■ Híbrido (sirena-humano)
■ Melody, hija de Ariel & Eric
Conoce a Mer:
♡ Ama la música y tocar múltiples instrumentos como el piano y el arpa. Siempre se los puede oír a los hermanos Köhler escribiendo una nueva letra o simplemente cantando lo primero que invada su corazón.
♡ Es vegetariana.
♡ Su estación preferida es la primavera.
♡ Le encantan los video juegos, sobre todo el Pokemon, El Kingdom Hearts y todas las ediciones de Final Fantasy.
♡ Le gusta leer libros y conversar sobre ellos, pero no es su pasión realmente. Entre sus favoritos, están los cuentos de Hans Chrtistensen, "El principito" y "Viaje al centro de la tierra", de Julio Verne.
♡ Una vez le regalaron un acuario con los peces más bonitos que se puedan hallar en Neverland, a lo que Merliah atinó a dedicarle una fría mirada, antes de correr a devolver a las criaturas a su hábitat natural y dar un sermón de varias horas acerca de la preservación de la vida en cualquier especie, del cual su verdadera madre estaría orgullosa.
♡ Cinefila, sobre todo de las películas infantiles. Y siempre que la retan a ver una película de miedo, lo hace, pero con una cascada de lágrimas corriendo por sus mejillas y pasando la noche con su hermano, abrazada a él y a un peluche. Solo así logra conciliar el sueño.
♡ Gran nadadora, si la buscas seguro está en algún lugar cerca al mar.
♡ Tiene un gato de pelaje negro como la noche y de azulinas orbes que duerme con ella.
♡ Posee un collar de oro con forma de cancha. Este lleva su nombre y una perla aguamarina.
♡ Detesta la caza. Suele crear campañas para proteger el bosque de las personas no gratas. Cree que solo en extremos casos de vida o muerte, alguien tiene derecho a robar el aliento de otro.
♡ Odia la menta y el dulce de leche. Así mismo, su sabor favorito es el de chocolate amargo con crema del cielo, y a veces, solo a veces, arándano.
♡ Es alérgica al maní y a las fresas.
♡ Algo que le relaja, son los rompecabezas y los juegos de ingenio. Es muy inteligente y creativa cuando se lo propone; si lo sabrán sus auto denominadas víctimas.
♡ Adora con locura a su mellizo y no hay nadie por encima de él en cuanto a su lista de prioridades.


Descripción Psicológica
《Hadrian, por décimo cuarta vez. Yo no lo hice. Vamos, ¿hacer algo tan antiguo como tocar la alarma de incendios? Que sepas que me estás insultando, hermanito》
Bromista, energética y muy ocurrente. Tres características por las que sin ninguna duda, podríamos empezar a definir a Merliah. Como se aburre con demasiada facilidad, no puede evitar querer divertirse usando lo que sea que esté a su alcance. ¿Un palo? Para su improvisada música, pobre de los vecinos. ¿Una escoba? ¡Hey, Hadrian! Corre antes de que a Mer se le ocurra interpretar 'Wicked' otra vez. ¿Una libreta? ¡Quien pierda, se encarga de los aseos de la casa! No existe ni una sola palabra que la joven suelte sin que una idea esté tras ella. Es muy ingeniosa y astuta, solo la descubren si ella así lo desea. Cree que la vida es reír a carcajadas e intenta animar a todo aquel que se encuentre por la calle, consiguiendolo con solo esbozar una de sus contagiosas pero tan sinceras sonrisas. Si, Merliah es esa chispa que nunca se apaga, aquella estrella que se niega a esfumarse por más que salió su tío, el Sol; Mer es el color dentro de un mar negro que no tiene fin.

《No me digas que el cielo es el límite, cuando existen huellas en la Luna》
Imparable, obstinada y valiente en una forma que no debería estar permitido. Según Merliah, nada es imposible y si te escucha siquiera insinuar eso, prepárate para escuchar sobre cómo la vida es una caja de sorpresas, y aunque sean buenas o malas, se debe aprender a convivir con ello. Más que eso, se deberá adaptarlas a la forma de vida de cada uno. Todos deben aprender de sus errores, y no sentir vergüenza cuando no eres el número uno. Lo importa es intentarlo. ¿Qué importa ser imprudente o arriesgarte por lo que quieres? Hazlo, pero no te mates. Después tendrás tiempo para llorar, mientras... disfruta.
Como se puede observar, la joven de cabellos ébano es terca, cuando una idea visitó su mente, nunca la dejaba ir hasta que no lo vuelva algo real. Por más que esté equivocada, te intentará persuadir con sus argumentos, los cuales la llevaron a encabezar con éxito múltiples manisfestaciones contra el maltrato animal o el de la mujer, o el de cualquier persona que haya sufrido abusos. Es una guerrera, abogada de la justicia , firme y siempre con un propósito en claro, a tal punto de que ha sido detenida tres veces solo por expresar sus pensamientos en voz alta. Si a alguien quieres cambiar de parecer, un consejo: que no sea ella o su mellizo Hadrian.

《Escucha, cariño. Agradezco tu... uhm, ¿caridad? hacia mi persona. Pero créeme cuando te digo que no necesito un tutor》
La mayor de los Köhler es muy inteligente, cuenta con memoria fotográfica y auditiva, pero lo cierto es que solo le presta atención a lo que considere importante, solo busca profundizar su conocimiento si algo se vuelve su pasión, como lo son los animales, la biología marina. Por tal razón, estudia por compromiso asignaturas en las cuales despierta cierta preocupación en sus superiores por sus notas arriba de la media. ¿Cómo hacerles entender que no le servía de nada aprender sobre la historia de los grandes líderes de América? ¿Qué problema había en que fuera prácticamente un genio con los números y las probabilidades? No era problema de ellos, ni tampoco hablaba mal de sus capacidades para la docencia. No, Merliah no tiene nada en contra de los adultos, siempre y cuando estos no se metan en su vida.

《Ya te he dicho que no soy tierna. Ya para de decirlo》
《Mer... duermes con peluches y aún crees en San Nicolás》
《E-eso... eso no tiene nada que ver. Bah, no te puedes guiar de los gustos o sus aficiones para conocer a una persona. Tienes que tomarte el trabajo de hacerlo tú mismo》
Si les digo que Merliah aún es inocentr en ciertos aspectos, ¿lo creen? Cree en las segundas oportunidades y en las buenas intenciones, aunque eso no significa que si la traicionas o lastimas a sus seres queridos, el trato será igual. Mer es ingenua con las personas, por más bromista que sea, le gusta hablar con los diferentes seres que pueblan Neverland y se cree cada palabra que estos le cuentan. En el amor es apenas una niña, aunque no se enamora con facilidad, todo hay que decirlo. Es inocente de una forma que produce ternura, que la quieras proteger a pesar de que asegures que te cae mal. De esas personas sensibles que no llora en público, pero sí derrama mares a solas. Es sensible, por demás curiosa y aventurera. Mer es una mezcla de muchas cosas que fue recolectando a lo largo de su existencia. Tiene sus virtudes, así como sus demonios, pero nada es suficiente para extinguir aquella chispa mágica, aquel lucero que representa Merliah Köhler. ¿Te animas a conocerla?




Historia
  ¿No se suponía que un nacimiento traía alegría y esperanza a la nueva familia? ¿Qué constituía en uno de los momentos más felices en la vida de sus padres, de sus familiares? Entonces, ¿Por qué el día que Melody y Aner, dos mellizos de facciones similares, festejaron su nacimiento, solo significó una gran desagracia? ¿Cómo es que un acontecimiento tan hermoso, había producido ese gran quiebre entre dos naturalezas que habían aprendido a convivir con el otro? Ninguna de los dos hermanos recuerda lo sucedido, solo estaban conscientes de que, lejos de poder levantarse todos los días con un hermoso paisaje paradisíaco para contemplar, un muro de piedra sólida interrumpía ese propósito.
《¿Por qué existe ese muro, mami? 》preguntó una Melody de apenas cuatro años de edad, extremedamente curiosa por lo motivos que llevaron a ello. ¿Eran por los presuntos tiburones? ¿El agua que se veía tan hermosa estaba contaminada? Aner había advertido lo tensos que se pusieron Ariel y Eric, junto con otros allegados, ante la curiosidad de la pequeña. La tomó de la mano, entrelazando sus dedos y tirando de ella. No obstante, Melody se mantuvo firme en su posición, esperando una respuesta. "Te lo contaré cuando seas más grande, Melody" y aunque quiso seguir insistiendo, forcejeando con su mellizo, al final accedió a irse con él, dedicándole una mirada a sus padres que no era propia de su edad. El tiempo continuó transcurriendo, las exigencias sobre los niños ya no eran tan latentes y el tiempo para jugar ya no era tan amplio y libre. 《¿Piano? ¿Cubiertos? ¿Vals? ¿Para que peces quiero todo eso?》Efectivamente, desde pequeña que su madre ha querido moldearla para que fuera la princesa perfecta: educada, con admirables modales y de sonrisa gentil. Pero aunque lo intentó y algunas veces se comporta de esa forma, Melody está lejos de seguir el protocolo que el mundo desea para la princesa de Prydian. Rebelde, belicosa y con cero intención de silenciar sus pensamientos. 《Vamos, An. No me mires así. Los problemas son los que no pueden vivir sin mi presencia, no yo》es lo que solía repetir, siempre que su hermano mellizo -al cual adora con locura- la terminaba salvando de una de sus tantas travesuras. Claro, puede que en esa ocasión el heredero fuera arrastrado por la mayor, pero es que a veces lo veía tan encerrado en sus libros y tan serio ante sus padres, que la joven Melody buscaba hacerle reír todo el tiempo, recordar que aún era demasiado joven para querer ser adulto o pretender serlo. 《Sabes que me encantaría ser reina solo para sacarte esa responsabilidad de encima. Tonta regla machista》se quejaba la princesa a diario, cuando observaba el grado de perfección que su hermano debía alcanzar para quedar satisfecho, sintiendo un pequeño rechazo hacia sus progenitores. ¿Era necesario forzar tanto a Aner? Ella pensaba que así como era, era el mejor hermano gemelo que alguien pudiera pedir.  

De hecho, era quién la cubría en sus escapadas al mar, mientras se hacía amiga de cuánto ser se cruzara y danzaba bajo la luz del sol. 《¡Tienes poderes! Somos mellizos, ¿no? Yo también tendría que ser una sirena》fue su resolución, cuando Aner le confesó su nueva naturaleza. Pero solo bastó poner un pie bajo el océano, para que perdiera el equilibrio y cayera en la más oscura profundidad, sintiendo como empezaba a ahogarse de la sorpresa antes de ser rescatada por su hermano, quién no tardó en reprocharle su inconsciencia. Quedó como un secreto para todos que no fueran ellos dos.

Mas todo cambió un atatdecer, cuando en una de sus tantas excursiones por los pasadizos secretos del castillo, encontraron dos collares en forma de concha, con sus nombres grabados en él. Dentro, encontraron dos perlas, una aguamarina y otra azul. Confundidos, buscaron a sus padres,  hallando a su bella madre con sus finos pies en el agua. Pidieron explicaciones, y como no las obtuvieron, luego del baile donde tantas humillaciones pasó la pequeña Melody, decidieron fugarse.

《Yo... no lo sé, An. Nuestros padres nos aman, aunque sí es cierto que no está mal que busquemos nuestra verdad》porque vamos, cualquiera que presenciara la escena, caería en cuenta de cuanto evitaban sus padres seguir hablando sobre aquel tema. Las cerúleas orbes de su madre se nublaban y perdían su brillo habitual con solo mencionar la palabra "océano" y derivados. Les dolía ver aquello, pero se creían con derecho a conocer lo que realmente sucedía entre la tierra y el mar. Su búsqueda los guió lejos del palacio y con la única compañía de la balsa y los acuáticos amigos de Melody, que les llevaban provisiones. Podía descifrar sin ninguna dificultad la batalla interna que se libraba en su hermano, entre lo correcto, el.deber y la seguridad de ambos.  Y se sintió culpable, y por demás egoísta de arrastrarlo solo porque ella no había nacido con la bendición de ser sirena, por mucho que hubiera anhelado que sea así, no podía perjudicar de esa forma a su mellizo. 《Hermano... yo... 》su intento por asegurarle que podía vivir siendo una mera humana y que no tenían que hacer eso, quedó en su garganta cuando dos mantas surgieron desde la superficie, sobresaltandolos《¡Aléjate, cosa horrorosa! 》saltó a posicionarse delante de su hermano, blandiendo su bolso de viaje. Sin embargo, ¿Qué tan inmidante podía ser una niña de doce años?
"Ella ha escuchado tu deseo, dulce princesa" ¿Podía su voz ser más terrorífica? Melody miró a su hermano, quién le pedía, le imploraba que no fuera imprudente. Vale que no era una traga libros como Aner, pero sabía lo dañinas que resultaban ser esos animales marinos. "Ella está dispuesta a concederte un deseo" eso llamó la atención de la niña, quien solo le dedicó una curiosa mirada antes de sacudir su cabeza. "¿No deseas saber de dónde provienen sus collares?" Como si se trata de una pregunta mágica, ambos mellizos se dejaron seducir con la idea y llegaron finalmente a una cueva hecha de hielo, donde una bruja los recibió, argumentando ser una buena persona a la cual le arrebataron algo muy preciado, algo indispensable para seguir viviendo. Los mellizos creyeron sus palabras y se pusieron en campaña hacia Atlántica (luego de que Melody disfrutara un rato de su nueva cola), sin estar conscientes de que sus padres estaban en su búsqueda como locos.

En el camino, encontraron un tritón rubio, lo que solo los hizo confimar sus teorías: realmente habia vida bajo el mar. El joven se presentó como Álex, curioseando sobre el origen de los mellizos y despertando un cálido sentimiento en la mayor. Pero ese encuentro se tuvo que terminar, interrumpiendo Aner a ambos y arrastrando de la muñeca a la ahora joven sirena, quién solo atinó a despedirse con un gesto de su mano y una disculpa por su distracción hacia su familiar.
Sí, consiguieron apoderarse del dichoso tridente, pero en la huída a Melody se le desprendió el dorado collar, siendo muy tarde para recuperarlo por las voces que se aproximaban. Tanto ella como Aner fueron hasta Morgana, mas antes de que el tridente cayera en manos equivocadas, sospechando sobre las buenas intenciones ante la ansiedad de ella y su aliada piraña, su madre Ariel hizo presencia, lo que causó una gran sorpresa en los niños. 《¡Eres una sirena!》exclamaron al unísono, incrédulos. Aner preguntó un par de cosas, pero la bruja del mar no silenciaba y cada que tenía oportunidad intercalaba una verdad a medias en la conversación, obteniendo una sola conclusión: si fue para protegerlos o no, nadie le excusaba el hecho de que les habia metido, ocultado cosas pese a que centenares de veces preguntaron.
Aquello no generó más que desgracias, ya que el tridente de todas formas acabó en manos de Morgana. La historia al fin fue develada, pero los mellizos apenas tuvieron tiempo de procesarla segundos amtes de que la catástrofe diera inicio.

Ella a punto de desfallecer, ya que la transformación había concluido y se encontraba encerrada en un bloque de hielo, bajo el mar; su hermano junto con su abuelo, su madre y los demás sirenios, todos en la superficie bajo el hechizo de parálisis y rendición de la bruja. Quién la rescató aun no lo recuerda, solo recuperó la consciencia y analizó la situación.  No tardó en entender que solo ella podría hacer algo. Y por primera vez, no se sintió aburrida de ser humana. Empleando su ingenio, ese que la metía en tantos problemas, robó el tridente y se lo devolvió a su abuelo, el Rey Tritón, que no demoró un solo segundo en someter a Morgana a una prisión de hielo por el resto de su vida.
Luego de la tempestad, los mellizos pidieron disculpas por todo lo que ocasionaron y que entenderían si los encerraban como a la bruja. Pero Ariel fue la primera en tomar la palabra, abrazandolos mientras repartía palabras de cariño entre sus retoños. Ella era quién se disculpaba por ocultarle la verdad. Su padre se sumó al abrazo, repartiendo besos en las coronillas de los niños.

Sin embargo, todavía quedaba un tema más. ¿Qué sucedería ahora? El Rey de los mares los llamó, explicando la situación. Y justo cuando Melody le estaba por desear toda la suerte del mundo a Aner, dejando entrever una amenaza muy a su estilo de lo que pasaría si no la iba a visitar, este propone que el abuelo le otorgue el poder transformarse a su querida hermana, y esta, una vez sintió la magia rodearla, le pidió prestado el tridente para eliminar todo muro que dificulte la conexión entre la tierra y el mar.

Los niños continuaron creciendo, y así las expectativas que el reino de Prydian tenía para ellos. Solo lo aguantaron porque se tenían el uno al otro, y sin necesidad de mediar palabra, conseguían entenderse a la perfección. Claro que amboa tenían su espacio, su tiempo libre, el cual mientras Aner asistía a aburridas juntas con su padre, Melody visitaba a su amigo Alex --sí, ese que había conocido en su primera visita al palacio bajo el agua--, por quien estaba comenzando a surgir nuevos sentimientos, nuevas sensaciones que despertaban un profundo temor en la menuda princesa por no poder controlarlos.
Claro que no fue la única que lo notó,  y eso lo supo días después a cumplir diecisiete años, cuando escuchó a sus familiares hablar sobre su presunto futuro. ¿Compromiso? ¿Un casamiento a tan joven edad? ¿en qué peces pensaban sus padres? ¿Y quién les dio derecho de planear algo semejante a sus espaldas?
El compromiso en cuestión, era el suyo con el tritón de confianza del mismísimo Rey: el joven Álex. Vamos, ellos eran solo amigos, buenos amigos, ¿enserio parecían algo más? De todas formas, Melody no era una cobarde, así lo hizo saber cuando reveló su presencia. Ante los reproches, sus progenitores argumentaron que pensaban que sería una buena noticia para ella, dado sus sentimientos hacia Álex. Y Melody no hizo más que empezar con sus quejas, sus reproches y una negación absoluta a la propuesta. ¿Cómo precisamente su madre, que luchó por el amor de su esposo, podía siquiera plantearle algo así? Estaba cansada de pelear, así que solo los miró con creciente decepción y tristeza, para posteriormente huir en busca de su mellizo.
《Lamento no ser la hija que soñabas》le había susurrado a su madre.
Melody nadaba en el océano cuando halló la melena pelirroja brillante de su mellizo, no obstante, apenas alcanzó a gritar su nombre y agarrar su mano, antes de que una fuerza superior los arrastrara de su mundo y los llevara al mundo real.

Neverless, tiempo actual.
Bajo el nombre de Merliah Köhler, es una joven energética, vibrante y traviesa joven que tuvo la dicha de nacer como melliza de Hadrian y que estudia biología marina como meta de vida. Siente un profundo amor hacia el mar, hacia los animales y hacia toda vida que se aprecie que no puede explicar. Su mayor anhelo es escapar de aquel pueblo y conocer las maravillas que el mundo tiene para contar. Eso sí, tiene claro que sin su mellizo, ella no se atrevería a irse. Tiene una extraña manía de coleccionar cualquier cosa que llame su atención. Trabaja como recepcionista en una veterinaria, aunqur cada tanto la convocan como asistente en las oficinas.







{...}


Thiefs♥️:


Snöwie
RANGODELAGEME
Edad : 24

Lechuzas : 53

avatar
RANGODELAGEME

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.